Orgasmo anal

Orgasmo anal

El orgasmo anal es aquel que se consigue mediante la estimulación del ano mediante la penetración, con el sexo anal. Esta penetración del ano puede ser con el pene, con un dedo, o con alguno de los juguetes sexuales que están hechos para este tipo de estimulación, o incluso con la lengua. Gracias a esta lograremos la estimulación indirecta del punto G en las mujeres, y de la próstata en los hombres.

Orgasmo anal

Cómo es el orgasmo anal

El orgasmo anal es muy placentero e incluso para muchas, más fácil de conseguir que el orgasmo vaginal, y puede ser tanto físico como psicológico. Aunque requieren más tiempo que el sexo vaginal, este merece la pena por poder conseguir ese placer tan sorprendente que causa al estimulación del nervio pélvico y la gran cantidad de terminaciones nerviosas que se encuentran en las paredes del ano. Pero seamos realistas, al principio también es una práctica que puede resultar incómoda o dolorosa. Depende de cada persona y de como lo hagamos. Lo que si puede estar seguro es que con el tiempo y la experiencia, la incomodidad y el dolor pueden desaparecer.

Los orgasmo anales pueden ser:

  • Con los dedos: Lo bueno de realizar una penetración con los dedos es que se puede controlar el 100%. Introduciendo el dedo con delicadeza y poco a poco podemos conseguir que nuestra pareja empieza a sentir placer sin dolor. Aunque creamos que con los dedos será fácil por ser más pequeños, se recomienda usar lubricante para hacerlo también de esta manera.
  • Con la lengua: Aunque parezca raro, también se puede llegar a estimular y a producir placer en el ano con la lengua. Eso si, si se opta por esta opción hay que tener MUCHO CUIDADO CON LA HIGIENE. Esta es una vía fácil para la transmisión de bacterias.
  • Con el pene: Lo bueno de la penetración con el pene es que disfrutarán del todo los dos miembros de la pareja. Aquí hay que ser delicados e ir penetrando lentamente y poco a poco.
  • Con juguetes eróticos: En este campo podemos encontrar multitud de juguetes eróticos con los que poder disfrutar del sexo anal. Si os llama la atención esta idea, podéis ver un ejemplo de los diferentes juguetes eróticos para sexo anal.

 

Como lograr un orgasmo anal

Hay varias pautas que podemos tener en cuenta para lograr conseguir un orgasmo anal. Por ejemplo:

  • No practicar el sexo anal si se tienen molestias estomacales o gastrointestinales.
  • No practicar si se está enfermo
  • Practicarlo con una persona con la que te sientas realmente cómodo
  • Tener relajación mentar y física
  • Tener ganas
  • Combinar la estimulación anal con la genital
  • Acariciar el anillo externo del ano hasta que esté preparado y masajear la zona
  • Practicar posturas anales específicas para este tipo de sexo

El hecho de que el pene interfiera en la contracciones del ano hace que estos orgasmos conseguidos de manera anal sean más intensos y para muchos, más placenteros.

Orgasmo anal masculino

En el caso del orgasmo masculino también podríamos llamarlo orgasmo prostático. Es un orgasmo diferente al del pene, más intenso y placentero con el que descubrirás nuevas sensaciones que nunca has sentido antes.

Según un estudio hecho por la revista Clinical Anatomy, los hombres siente más placer con el sexo anal que con la estimulación del pene. También se habla de una mejor calidad del sexo en hombres que practican el sexo anal gracias a la estimulación prostática. Y es que parece que un hombre puede disfrutar del sexo anal más que una mujer por el hecho de tener próstata.

A diferencia del orgasmo del pene, del que podríamos decir que las sensaciones se extienden hacia el exterior del cuerpo, en el orgasmo anal estas sensaciones se extienden hacia el interior del cuerpo. En los orgasmos anales masculinos no sentiremos esa explosión inmediata si no que será progresiva.

Orgasmo anal femenino

El sexo anal es una manera casi segura de llegar al orgasmo. Y es que son muchos los estudios que dicen que las mujeres que practican el sexo anal llegan al orgasmo mucho más que aquellas que lo hacen de manera vaginal u oral. Y es que, aunque las mujeres no tengan próstata, la zona erógena de estas es mucho más amplia.

Aunque una mujer no tenga próstata, el ano es una zona llena de terminaciones nerviosas. Estas producen un intenso placer al ser estimuladas, y según muchas de las que lo practican de manera habitual hablan de este placer como algo intenso que se extiende por todo el cuerpo. Aún así, parece que a las mujeres les cuesta más dar ese paso hacia la práctica del sexo anal por miedo al dolor que se piensa puede producir el sexo anal.

Además, según el sexólogo David DeCitore, el orgasmo anal junto con una estimulación del clítorix hace que el orgasmo sea aún más pleno que el orgasmo clitorideo solo o el vaginal.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar