Sexo anal ¿Doloroso?¿Se puede hacer sin dolor?

Sexo anal ¿Doloroso?¿Se puede hacer sin dolor?

Uno de los grandes mitos es que el sexo anal duele. Pero, ¿es en realidad un mito?¿o es en realidad una práctica dolorosa?

¡Vamos a verlo!

El sexo anal duele… ¿o no?

El sexo anal duele. Claro que sí. Igual que puede doler el sexo vaginal si no hacemos mal, rápido y a lo bestia. O simplemente cuando se introducen un pene más grande de lo normal en mujer más pequeño.

De la misma manera pues, que puede doler la penetración vaginal, en el sexo anal estaremos introduciendo el pene no mujer todavía más pequeño. Esto puede provocar dolor pero si las cosas se hacen bien no tiene porqué, o podremos reducirlo tanto que el placer que se consiguen los valdrá la pena. Y es que si no fuera así, ¿porque hay gente que lo practica?

Sobre todo si no tenemos cuidado y lo hacemos con las precauciones se deben hacer.

El sexo anal no tiene por que doler. Es una práctica sexual que lleva su tiempo y requiere algo de paciencia a la hora de hacerlo y sobre todo mucha mucha relajación. Además podemos contar con varios artículos cómo puede ser el plus anal o ayudarnos de algún lubricante para hacerlo más fácil. Y por supuesto, la experiencia es un grado, y con el tiempo y la práctica veremos como el sexo anal no duele.

Al practicar sexo anal sentimos dolor es que el ano no está lo suficientemente relajado. La relajación es clave en todo esto, y por ella la confianza que le pueda dar el hombre a la mujer puede ser clave. No tengáis prisa, esa relajación solo requiere más tiempo.

Dolor por sexo anal

Sexo anal sin dolor

Se puede conseguir practicar sexo anal sin dolor, ¡SI!

El sexo anal duele si no tenemos cuidado. Es una evidencia que el meter algo por un sitio que de manera habitual no cabe puede causar dolor. Pero ahí está la clave, y es que si lo hacemos todo de manera cuidadosa y seguimos una serie de pasos, conseguiremos la dilatación del ano necesaria para que ese dolor se convierta en placer, y conseguir una práctica anal sin dolor.

Cómo practicar sexo anal sin dolor

Como ya hemos mencionado, la relajación es clave para que no haya dolor ya que relajaremos así la zona del ano y será más fácil la penetración. Una excitación previa también puede ayudar ya no son la relajación y excitación, si no también a la lubricación. Aunque en los casos del sexo anal se recomienda usar lubricantes externos para ayudarnos con esa zona.

Otra manera para evitar el dolor puede ser elegir la postura correcta. Hay posturas anales que ayudan a esta práctica y otras que pueden ser más dolorosas. Es importante estar cómodo.

La primera vez puede que no se de muy bien, pero este dolor se reduce a la segunda vez o tercera vez que se practica, y es que si no realizamos de manera habitual puede llegar a no doler nada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar