Dilatador anal progresivo

El dilatador anal progresivo es uno de los dilatadores recomendados para poder ir dilatando el ano poco a poco de manera progresiva y con el menor dolor posible.

Tenemos dos opciones, un pack de dilatadores anales progresivos o un dilatador anal compuesto por una serie de bolas cuyo tamaño van aumentando. 


Kit dilatadores anales progresivos

dilatador anal progresivo

Este es un ejemplo del pack del que hablamos. Ideal para principiantes que quieren ir poco a poco.

Con un kit como este tu mismo podrás ir avanzando, podrás ir probando si tienes que seguir con el tamaño más pequeño y cuando veas que estás preparado avanzar al siguiente dilatador de mayor tamaño.

Es una de las mejores maneras para poder ir adaptándose progresivamente a tamaños cada vez más grandes y poder así disfrutar más y mejor de las relaciones sexuales anales.

 

Ver Oferta


Dilatador anal progresivo individualdilatador progresivo anal

Este dilatador es para ir progresando con el mismo dilatador poco a poco. 

En este caso, encontramos diferentes bolitas de diferente tamaños, que van aumentando conforme se van introduciendo en el ano.

El tamaño de la primera bolita es mucho más pequeño que el que puedas encontrar en cualquier otro dilatador de kit como el visto más arriba. 

Es una forma sencilla de iniciarse en el sexo anal sin dolor

Ver Oferta


Si te interesan este tipo de dilatadores progresivos con bolitas, entonces pásate por la página de bolas tailandesas anales

Dilatadores anales progresivos

Aquí te mostramos un listado con packs de dilatadores progresivos anales si quieres empezar a probar:

Estos dilatadores progresivos anales se recomiendan sobretodo para aquellos casos en los que hay una estrechez anal leve o moderada, para poder ir haciendo el ano más elástico poco a poco. 

También puede ser usado por principiantes para probar sin miedos el sexo anal.

¿Como es un dilatador anal progresivo?

Estos dilatadores anales progresivos están hechos para dilatar el ano poco a poco dándole elasticidad. Se suelen vender como un conjunto de accesorios o dilatadores de diferentes tamaños.

En estos packs o kits encontraremos un dilatador de tamaño muy pequeño que es más fácil de introducir. Junto a este, otros dos (suelen ser packs de 3 pero podemos encontrar mas variedades) de tamaños mayor el uno del otro. 

También tenemos el caso del dilatador progresivo que hemos visto más arriba, formado por pequeñas bolas que van aumentando de tamaño progresivamente.

El objetivo de estos dilatadores progresivos para el ano es que empezemos poco a poco y que vayamos aumentando el tamaño del dilatador para ir aumentando la elasticidad del ano y facilitar las relaciones anales.

Hacerlo de manera progresiva, es la mejor manera de hacerlo.

Estos dilatadores tienen de manera habitual una forma cónica, empezando por una forma estrecha que se va ensanchando conforme se acerca a la base. Esta forma facilita la introducción del dilatador en el ano.

Su parte mas ancha acaba en una base más ancha y plana que evita además que el dilatador se pueda insertar de forma completa en el recto. Esta base hace así de tope lo que que su uso sea 100% seguro.

Este tipo de productos anales son ideales para principiantes o aquellos que sientan que tienen un estrechez moderada del ano y no consiguen disfrutar del sexo anal si no es pasando mucho dolor. 

 

Consejos para el uso de dilatadores progresivos

Aunque se trate de la mejor opción para principiantes o para quienes quieran conseguir una mayor elasticidad, hay consejos que hay que seguir aunque se trate de accesorios fáciles de usar:

  • Uso de lubricante: esto es recomendado SIEMPRE, ya utilicemos dilatadores, bolas para el ano, consoladores o vibradores anales pequeños, o cualquier otro juguete anal que se vaya a utilizar. No es de uso exclusivo en relaciones anales. Se ha de usar con cualquier otro juguete.
  • Ancho del dilatador: Hay que tener en cuenta el ancho del dilatador con el que vamos a empezar. Aunque creamos que el primero es muy pequeño, no recomendamos ir directamente con el segundo o tercero más grande. Empieza siempre por el más pequeño posible. Hacerlo de manera progresiva es la mejor manera de hacerlo. 
  • Sin prisas: No tengas prisa por introducir el dilatador, y ni mucho menos por cambiar de tamaño si aún no estás preparado. Ve poco a poco para evitar dolor y dar la oportunidad a tu cuerpo para que se vaya adaptando.
  • Relajación total: Es clave la relajación en el sexo anal. Busca un lugar tranquilo y si ves que no puedes o hay dolor, puede que sea por que estás tenso y eso se nota en la zona anal.
  • Higiene: Es fundamental una buena higiente en este tipo de productos. Si no sabes con que hacerlo, hay muchos limpiadores de juguetes anales con los que podrás limpiarlo
  • Uso personal: Este tipo de accesorios han de ser de uso personal. Debes usarlo tu y solo tu. Si estáis en pareja, intentad usar cada uno su propio dilatador anal. No se trata de un producto especialmente caro y nos puede ahorrar muchos problemas de salud.