Consecuencias y riesgos del sexo anal

El sexo anal puede ser muy divertido y placentero, pero hemos de saber que también puede tener sus riesgos y por tanto consecuencias si no nos cuidamos.

Para concienciarnos de la importancia de las precauciones en el sexo anal, vamos a ver que consecuencias y riesgos puede tener esta práctica.

Riesgos del sexo anal

En el sexo anal hay riesgos, pero no has de preocuparte por ellos si lo haces de una manera segura. Vamos a ver algunos de esos riesgos y como poder evitarlos

Estos son algunos de los riesgos:

  • Lesión en el ano por una penetración forzada o el no uso de lubricante: Se puede evitar con una penetración progresiva y el uso de lubricante anal. Hay que tener cuidado si usamos lubricantes anestésicos anales ya que estos hacen que no sintamos el dolor y puede que no nos demos cuenta de que se provocan posibles lesiones.
  • Infección: esta se puede evitar con un higiene cuidada, duchas anales y evitando la penetración vagina o el sexo oral tras la penetración anal
  • Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS): con el uso de condones podemos evitar correr con un riesgo como este

Estos son algunos de los riesgos que podemos correr al practicar sexo anal, pero si tomamos las medidas comentadas el riesgo será cero.

riesgos y consecuencias del sexo anal

Recuerda que el sexo anal es algo que deben disfrutarlo ambos miembros de la pareja. Por lo que si no es así, es mejor hablarlo para encontrar la manera de disfrutar los dos.

Consecuencias de un sexo anal sin precauciones

Si no se toman las precauciones correctas, las posibles consecuencias del sexo anal pueden ser:

1- Contagio de enfermedades de transmisión sexual: como hemos visto, esto es un riesgo que podemos correr si no usamos condones. Algunas de sus consecuencias puede ser contraer alguna de estas enfermedades:

  • Hepatitis
  • Gonorrea
  • Sífilis
  • Herpes
  • VPH
  • VIH

2- Desgarros y hemorragias: una lesión en el ano puede llevarnos a susfrir hemorragias o desgarros. Esto puede resultar doloroso más allá de la práctica sexual ya que sufriremos ese dolor constantemente.

3- Infecciones: la falta de higiene puede llevarnos a sufrir infecciones. Es importante una buena higiene antes y despues del acto.

Estos son algunos de los consejos para poder evitar sufrir todas estas consecuencias:

  • El uso de juguetes anales como los plugs anales pueden ayudarnos a ir practicando y entrenando los músculos para que la penetración sea cada vez más fácil y evitaremos así las hemorragias y desgarros.
  • Los lubricantes también nos ayudarán a tener un penetración más fácil sin desgarros ni dolores. También están genial los dilatadores anales para ayudar a la dilatación del ano.
  • Usar condones es fundamental tanto para la penetración vaginal como para el sexo anal. Esto evitará la transmisión de enfermedades sexuales.

En el caso de sufrir algún desgarro, hemorragia o infección, se ha de acudir al médico o a urgencias cuanto antes. Y es que una herida en esa zona puede llegar a agravarse de manera fácilmente dada su situación cerca del esfínter. Ha de tratarse de manera rápida para evitar que se agrave.